CREMAS ANTIARRUGAS PARA MUJERES Y HOMBRES

Las cremas antiarrugas son uno de los productos de bellezas más cotizados, debido a sus atractivas propiedades. Para elegir qué crema antiarrugas es mejor para nuestra piel es importante conocer los tipos que hay en el mercado, las características y modos de usarla. Todos estos elementos determinarán el resultado que se tendrá.

Actualmente se pueden encontrar diversidad de cremas antiarrugas, como cremas antiarrugas para piel madura, cremas antiarrugas para piel grasa o para pieles mixtas.  En el caso anterior la clasificación está dada por los tipos de pieles.

Ingredientes de las cremas antiarrugas

Recordemos que lo más importante en una crema antiarrugas son los ingredientes. Estos generalmente deben aparecer en la etiqueta del producto. Al consultar la información del producto hay que asegurarse de que aparezcan la mayor cantidad de los siguientes ingredientes:

Antioxidantes: contrarrestan la acción de los agentes del medioambiente que afectan la salud de la piel. Se consideran grandes oxidantes a: la vitamina C, la coenzima Q10, y extractos naturales como el té verde y el de la semilla de uva.

Revitalizantes: estos están orientados a devolver la hidratación y humedad a la piel del rostro, para que luzca más suave, lisa y llena. Los ingredientes más comunes son: las ceramidas, el Ã¡cido hialurónico y los Ã¡cidos grasos omega.

Reparadores: estos componentes actúan en las células reparan y renuevan la piel con rapidez, mejorando la elasticidad y el tono. El retinol, la niacinamida y los péptidos son algunos de los ingredientes.

Tipos de cremas antiarrugas para mujeres

Para clasificar las cremas antiarrugas existen diversidad de criterios. En este caso tomaremos como referencia los rangos de edad, pues se sabe que mientras más tiempo pase la piel va cambiando y va necesitando mayor atención y cuidado por lo que los productos deben cumplir mayores funciones.

La edad es un indicador que expresa claramente lo que necesita la piel según los cambios orgánicos que suceden con el paso del tiempo.

Para mujeres de 20 años

El cuidado y la prevención son las mejores fórmulas. Aunque es cierto que a esta edad no se deben tener arrugas, es una idea muy acertada comenzar con la prevención. Es por eso que las cremas para este tipo de pieles no deben ser muy fuertes, conque tenga filtro solar e ingredientes hidratantes ligeros será suficiente. En el caso de la piel presenta daños como como piel seca, atópica o acné, se podrían buscar ingredientes que los corrijan.

Lo que más se recomienda es el uso de protector solar que es considerado como lo mejor para evitar las arrugas, cremas en gel de texturas ligeras que no tapen los poros.

Para mujeres de 35 años

La década de los treintas se considera como un paso próximo a la llamada meseta. Durante este tiempo comienzan a notarse los cambios en la piel, provocados por los efectos medioambientales, hábitos de vida y aquellos que son considerados como efectos normales del paso del tiempo.

Una buena opción para esta etapa es ir introduciendo cremas antiarrugas con ingredientes emolientes e hidratantes. La sequedad de la piel es uno de los primeros síntomas que aparecen, sobre todo en el contorno de los ojos. Se deben buscar productos que protejan de los agentes externos, que no sean grasiento, que predominen los ingredientes naturales y puedan usarse para la rutina diurna o nocturna.

Para mujeres de 40 años

En los 40 comienzan a aparecen síntomas más marcados del envejecimiento de la piel como la pérdida de elasticidad. Para corregir y tratar este problema lo mejor es la hidratación a niveles más intensos.  

Las cremas con ingredientes que aporten luminosidad, reafirmación y que ofrezcan protección ante los radicales libres y la contaminación son las mejores.

Para mujeres de 60 años

Cuando llegan los 60 años ya la mujer ha pasado por transformaciones hormonales que como es de esperar tienen impacto en la piel. Las cremas para pieles maduras deben tener ingredientes activos con una acción más profunda y favorezcan a la producción de elastina y colágeno. Los ingredientes más importantes para este tipo de pieles son: el Ã¡cido hialurónico y los pentapéptidos, que darán una apariencia más juvenil a la piel, pues atenuará las líneas de expresión y arrugas.

Tipos de cremas antiarrugas para hombres

Hace mucho tiempo que el cuidado de la piel dejó de ser solamente un tema de mujeres. Actualmente los hombres también se preocupan por el cuidado de la piel y el envejecimiento. Para minimizar los estragos de la edad en la piel del rostro, las pautas a seguir son muy parecidas a la de las mujeres, solo que la diferencia puede estar en los aromas.

Muchas personas asumen el criterio de que al ser diferentes la piel de las mujeres y la piel de los hombres, no se deben mezclar los productos de cosmética. A pesar de que es cierto que hay diferencias, normalmente coinciden en la necesidad de cuidado. Esto quiere decir, que sí se pueden usar los mismos productos tanto en pieles de mujeres como en hombres, solo hay que tomar en cuenta que haya coincidencia entre los tipos de piel, edad o problemas, de esta forma hay más posibilidades que los cuidados y los activos a utilizar sean los mismos.

Por otro lado, también es cierto que la piel de los hombres suele ser más gruesa, más grasosa y con mayor cantidad de colágeno y elastina por lo que la piel masculina se deshidrata menos y envejece más despacio.

En el caso de la piel del rostro, una de las diferencias entre hombres y mujeres es el rasurado. El rasurado en los hombres obliga a tener determinados hábitos correctos de higiene, afeitado y utilizar buenas cremas hidratantes con protección solar. Esto beneficiará sin duda alguna a la salud de la piel.

El afeitado de los hombres y el cuidado de la piel

Como comentábamos un afeitado debe realizarse correctamente. Para ello hay que preparar la piel para este procedimiento, limpiando el rostro con agua templada y jabón exfoliante suave. Luego se debe aplicar por unos minutos cremas o geles según el tipo de piel y a continuación afeitar deslizando suavemente la cuchilla a favor del sentido del crecimiento del pelo.

Después se debe terminar el afeitado con un enjuague de agua fría para cerrar los poros, y luego secar con golpes pequeños con una toalla limpia. El paso final sería aplicar una loción para después del afeitado que no tenga alcohol. De esta forma se evitará la producción de irritaciones y que la piel se vuelva áspera y rugosa.

A modo conclusión, las cremas antiarrugas son un producto que aportan beneficios indiscutibles para la piel tanto en hombres como en mujeres. Las cremas antiarrugas con ceramidas y ácidos hialurónicos y las cremas antiarrugas hidratantes son altamente usadas gracias a su efectividad.

Un aspecto importante a tomar en cuenta es que estas cremas pueden ser más efectivas si las complementamos con buenos hábitos alimenticios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario